Continuar el viaje

Hola , soy Victoria Manus, soy CHAN! de corazón, mente y alma desde hace casi 4 años y para siempre…. 
Hoy quiero contar una historia, que terminará y disculpen si adelanto el final: en una dulce despedida.
Soy Argentina, porteña y después de muchos sucesos en mi vida, algunos fantásticos y otros no tanto, básicamente la vida misma, en el mes de Agosto del año 2013, tome la decisión de venirme a vivir a Chile, así como tome la decisión, tome algunas cosas que supieron ser todo mi equipaje, un bus sin pasaje de regreso y emprendi mi viaje.
Dos meses después de llegar a Chile, me contacte con Caro De Ponti, quien actualmente es la dueña, creadora y directora de Agencia CHAN! pero que desde hace muchos años es mi amiga, y podríamos decir que en varias cosas también es mi mentora.
Al encontrarnos fue como sucede con esas personas que tienes mucho en común, como si nunca hubiesen pasado los años, como si te hubieses visto ayer, y ayer fue hace 7 años….
En ese maravilloso encuentro Caro me comento que estaba por abrir su propia agencia y me invito a trabajar con ella, la verdad que mi primer respuesta fue: “Tu estas loca, no conozco nada del mundo de la publicidad y el marketing” (vale la pena aclarar que yo trabajé siempre en el rubro de la gastronomía), pero Caro muy fiel a su estilo y a sus creencias, me insistió, confió en mi, me propuso, me motivo y obviamente lo logro y acepte.
Deje mi uniforme de garzona y bartender, y encaré este nuevo desafío sin saber todo lo que lograría aquí.
Empecé a ser CHAN, al mismo tiempo que CHAN le abrió las puertas de su primer casa a sus clientes, exactamente un 23 de Octubre del año 2013, desde ese día a la fecha han pasado mil historias, he aprendido a ser mil versiones más de mi misma, he descubierto un mundo, y me he descubierto a mi en el.
CHAN! me brindo una casa, una familia, un oficio, muchos oficios, pero sobre todo me enseño acerca del amor y del creer, del creer en su mas amplió sentido, creer en algo, creer en los otros, pero sin lugar a dudas me enseño a creer en mi, algo que me estaba haciendo mucha falta aunque yo no lo supiera en ese entonces.
Casi 4 años después de aquel primer día, donde mis funciones eran estar, ser la tierra,  el brazo derecho, abrir y cerrar la puerta, manejar el calendario de reuniones y atender el teléfono, puedo decir que ha pasado mucha agua debajo de este puente, puedo decir que con el correr dle tiempo fui aprendiendo más y más, creciendo, abarcando, conociendome, desarrollandome y descubriendo que no hay limites para quien cree que todo es posible, no hay final en el camino del aprendizaje, este es un camino eterno.
He tomado la decisión de continuar mi viaje profesional hacia otros rumbos, ha sido tanto el valor que he descubierto en mi, tanto lo que me he desarrollado, y a sido tanto el espacio que me han brindado aquí en casa…en CHAN para crecer, y para creer que me siento lista, lista para desafiarme a algo nuevo, con toda la adrenalina mágica que esto provoca.
Hoy quiero despedirme de ustedes mis compañeros y de ustedes nuestros clientes, diciendoles que trabajar en CHAN ha sido de las mejores experiencias que me han pasado en esta vida, que ahora creo en los planes perfectos que no conocemos pero que sin dudas existen para cada uno de nosotros y que también creo en unicornios, que me gusta la navidad, y que he aprendido a hablar en positivo, que soy feliz, y que me quiero y  me creo, y que todo esto se gesto y floreció aquí, en este país, en esta empresa y en este tiempo, por eso quiero decirles GRACIAS. 
Gratitud infinita por el apoyo, por el amor, por la guía y por la confianza.

CHAN! viajará por siempre conmigo en el corazón.

Victoria Manus