Millennials

En CHAN! Rulz estamos pendientes de cómo comunicar el mensaje que nuestros clientes desean que se expanda por las redes sociales. Para poder llevar acabo de forma correcta esta tarea debemos saber a quién nos dirigimos.
En estas últimas semanas, luego de ver un video donde Simon Sinek expone su análisis sobre los millennials (puedes verlo aquí http://bit.ly/2jPdxtM) y leer un artículo dónde una reconocida cadena de hoteles creó una marca y abrirá hoteles exclusivos para los millennials (también pueden leer la nota aquí http://bit.ly/2jcjeA6) me tomo el atrevimiento de pensar: ¿Cuánto de todo sobre los millennials es real, o sólo es una creación del mercadeo?

En la actualidad nos encontramos con estos millennials, seres que tienen una actitud social indiferente, con una tendencia caprichosa y desinteresada, y allí veo que los que estamos a cargo de la comunicación como labor debemos encarar con responsabilidad la tarea que desarrollamos, intentando, ojalá, poder ayudar a esta generación a encontrar su camino, a valorar el esfuerzo y poder entonces hacerse cargo de su propia vida.

En mi humilde opinión los millennials son una creación de un mercado que necesitaba un nuevo cliente, un nuevo perfil para seguir expandiendo fronteras, para seguir marcando diferencias, y poniendo etiquetas a cada generación. La regla de que “toda persona nacida entre los ´80 y ´90 es un millennials” se cae cuando se distingue el estrato cultural y social al cual pertenece o del cual proviene, cuando se analizan las crianzas de estas personas y sus experiencias personales, cuando se identifican los productos y servicios pensados para estos clientes potenciales, a quienes el mercado les indica qué deben gustarles y cómo deben adquirirlos. Entonces existe una articulación por parte de los que comunicamos que caemos cómplices en “crear la creencia” “la necesidad”.

La comunicación siempre está basada en la palabra hablada o escrita, el sonido de la misma y en las imágenes que colaboran en el mensaje. Básicamente nos comunicamos como lo hacemos hace años, muchos años, o eso deberíamos hacer. La diferencia podría estar en la manipulación y el rotulado que generamos los encargados de transmitir la comunicación hacia las masas, quienes terminan adquiriendo como propios los conceptos regalados sobre quiénes son… casi como una profecía auto cumplida. ¿Creamos a los millenials, para poder seguir creando tendencias de mercado innovadoras?

La comunicación… tiene un reto importantísimo que está comenzando a enfrentar con la “Generación Z”, pero eso es quizá tema para otra conversación.
¡Gracias por su tiempo!

Adrian Tomasevski