Trabajo con criterio, comunicación y flexibilidad

Muchos piensan que el trabajo debe ser un proceso esquemático, en el que a través del sistema “orden, comando, control” se alcanzan objetivos donde es inviable generar aportes, motivación y – sobre todo – compromiso. Pues, aunque es un método válido para muchos, también es cierto que genera resultados promedio, y con el tiempo, empleados del mismo nivel. Yo los llamo los “Zombies del mercado”.

Cuando se me presentó la oportunidad de sumarme al mundo CHAN!, me identifiqué inmediatamente con su filosofía, la de una LOVE que no es más que parte de un equipo de trabajo que toma como base que somos personas con objetivos claros, donde el criterio toma una responsabilidad real, donde tus acciones y decisiones afectan positiva o negativamente a otros: como en una cadena. Es allí cuando el criterio se vuelve algo poderoso, una visión.

En CHAN!, tomamos la comunicación como un canal de conexión, no sólo de los buenos momentos y el compartir de un equipo, sino más bien de saber cómo, cuándo y dónde debemos tomar acción. Decisiones diarias de trato interno y externo multinivel. Y por supuesto, no puedo obviar la flexibilidad, que no es más que el cúmulo de trabajo realizado con propósito; logrando que la disposición sea parte para la resolución de problemas sin importar los detalles y no sólo dentro del esquema planteado en cuatro paredes.

Lo mejor de todo es que esto es una característica particular que logra generar cada vez más aprendizajes con visión integral, la de un grupo de personas totalmente diferentes que suman cada día a través de conocimiento, experiencia, respeto y ganas. Esto es fundamental, pues la causa en común es satisfacer a nuestros clientes, y en CHAN!, damos todo por ellos, en pro de sus objetivos y pensando estratégicamente en cada paso que damos en conjunto. Por supuesto, ahora mi reto es seguir sumando más valor, rebosar la copa de compromiso y que nuestros clientes sigan brillando en cada acción que realizamos.

Si pudiera definir lo que hacemos, lo resumiría en que “disfrutamos el trabajo”, y ciertamente mi primer post no debe pasar por alto lo que más motiva: nuestros clientes, nuestro equipo y nuestra misión. Let´s CHAN! The world.

Jessica Cámara