El desafío de tener personas a cargo

Hablar de liderazgo tiene un objetivo muy claro.

Actualmente los empresarios a escala mundial son conscientes que la generación de jefes/líderes es fundamental para el cumplimiento de sus metas comerciales y proyección sostenida en el tiempo. Contar con mandos medios que sepan liderar es vital. Aún hay muchas empresas que les cuesta encontrar a las personas correctas y esta es la parte más compleja del proceso.
El jefe puede ser muy bueno en su trabajo y justificar, a través de su formación y conocimiento, su jerarquía. Pero con eso no basta. Es necesario liderar equipos y generar vínculos de confianza.

Para que el liderazgo sea real y funcione, el jefe debe comprender que estos lazos con el equipo y desarrollar estos vínculos fuertes no es una “tarea accesoria” o algo por lo que deba preocuparse en los ratos libres. Debe ser un modo de actuar que determine todo su trabajo. Un líder es aquel que puede sostener los resultados a futuro, porque fue capaz de ganarse y mantener la confianza de su equipo.

Cómo ser Líder y no sólo jefe, según Valeria Fratocchi:

Respeto genuino por los demás, inclusivo de la diversidad que hoy encontramos en las organizaciones.
Escucha activa para empatizar con las expectativas de sus colaboradores, en el terreno personal y en el ámbito colectivo.
Comunicación oportuna, suficiente y clara con su equipo para asegurar el flujo de información necesario para cada colaborador y abonar su compromiso con el proyecto.
Consistencia entre lo que piensa, lo que dice y lo que hace; debe ser un modelo creíble de su propia prédica en cada uno de sus comportamientos.
Generosidad en el reconocimiento merecido por sus colaboradores cuando sus aportes impactan positivamente en las metas del equipo.
Competencia en su área de especialidad y en la gestión que tiene a cargo: sabe de lo suyo lo necesario para velar por el cumplimiento de los objetivos del equipo.
Madurez emocional para admitir errores sin sentirse amenazado y con la suficiente autoconfianza para aceptar los problemas y a partir de eso liderar la mejora.
Esta lectura son fragmentos de un artículo uruguayo interesante que habla del tema y que sostengo y comparto con firmeza.

Jessica Cámara